skip to main content
Suscribete para recibir ofertas de empleo

Cómo mantenerse motivado en la búsqueda de empleo durante un invierno frío y oscuro

12-01-2018 Búsqueda de trabajo 

Mantenerse motivado en la búsqueda de empleo puede ser un reto en cualquier época del año. Pero, se vuelve cada vez más difícil cuando las temperaturas bajan y el sol se pone a las 6 de la tarde.

Los días se sienten cortos, aunque largos al mismo tiempo, y no quieres hacer nada más que acampar en el sofá e hibernar hasta que mejore el clima. Sin embargo, eso no es exactamente una opción cuando estás buscando trabajo.

En su lugar, necesitas mantenerte concentrado y seguir dedicándote a tu búsqueda, sin importar cuánto te gustaría enroscarte hasta la primavera. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para mantenerte motivado en tu búsqueda de trabajo, incluso durante un invierno frío, oscuro y aparentemente interminable.

delante del portátil

1. Crear un horario

No se puede negar que el cambio en la luz del día puede causar estragos en tus habilidades de gestión del tiempo. Por lo tanto, es mejor que te tomes un tiempo para planear y anotar un horario formal que puedas seguir para tu búsqueda.

¿Terminarás las tareas de búsqueda de empleo durante una hora cada día después del trabajo? ¿Dedicarás tiempo los fines de semana? ¿Tendrás tantas horas cada semana?

La creación de un programa te ayudará a asegurarte de que tienes un plan al que realmente puedes apegarte. Además, te mantendrá motivado y responsable en los momentos en que prefieras hacer cualquier otra cosa.

2. Fijar metas más pequeñas

Puede ser difícil mantenerse motivado cuando la meta final es algo tan grande como “Conseguir un nuevo trabajo”. Esa tarea parece tan desalentadora que nunca sentirás que estás haciendo un progreso real.

Es por eso que es tan útil establecer metas más pequeñas para ti mismo dentro de ese gran objetivo. Por ejemplo, tal vez quieras enviar solicitudes para 5 empresas al final de la semana. O, tal vez quieras renovar tu currículum para el final de hoy, y tu carta de presentación para el final de mañana.

Establecer estos objetivos más pequeños y de menor tamaño para ti mismo hace que todo el proceso parezca más manejable, lo que significa que tienes muchas más probabilidades de seguir adelante.

3. Salir de la casa

La fiebre corre desenfrenada durante los meses de invierno. ¿Por qué no usar tu búsqueda de empleo como una excusa para salir de casa?

Ya sea que quieras establecer una tienda en tu cafetería favorita o pasar algún tiempo en la biblioteca local, cambiar el paisaje puede darte una perspectiva fresca y un enfoque renovado en tu búsqueda.

¿Mejor aún? Te ayudará a mantener el trabajo separado de tu vida personal, así que cuando finalmente llegues a casa, podrás relajarte.

4. Date un tiempo de inactividad

Todos merecemos un poco de tiempo de inactividad de vez en cuando, y se vuelve especialmente importante cuando el clima brutal amenaza con enviar nuestros estados de ánimo en una espiral descendente constante.

Así que, no importa cuán comprometido estés con tu búsqueda de trabajo, no olvides reservar tiempo para las cosas que disfrutas.

Ya sea acurrucarse con un buen libro o salir a practicar algún deporte de invierno, dejar tiempo suficiente para tus pasiones y pasatiempos te ayudará a evitar sentir que tu búsqueda te está dominando la vida y también ayudará a que los largos meses de invierno sean mucho más llevaderos.

5. Mantén tu vista en el premio

Después de todo, el invierno puede llevarnos a todos a un estado de ánimo emocional: se llama la depresión invernal por una razón. Y, esa actitud negativa sólo puede ser agravada cuando estás estresado con una larga búsqueda de trabajo y esos correos electrónicos de rechazo inevitable.

Sí, eso puede ser desalentador. Pero, recuerda siempre mantener la mira puesta en la meta final. Al final de todo, tienes un nuevo trabajo impresionante (¡y, por supuesto, la primavera!) a la vuelta de la esquina.

Suscribete para recibir ofertas de empleo