skip to main content

¿Buscas trabajo? Impulsa tu perfil en las redes sociales

18/01/2018 Búsqueda

Es posible que no pienses que tu perfil en las redes sociales importa si estás buscando trabajo. Pero en cualquier momento dado, un reclutador o empleador potencial podría estar buscando en Google tu perfil online.

Uno de los mayores errores en la búsqueda de empleo es tener una presencia en línea poco halagadora – y podríamos agregar que tener uno que no existe o está anticuado tampoco es bueno.

Así que tu misión, es mejorar tu perfil en las redes sociales mientras buscas tu próximo trabajo. ¿Por dónde empezar? He aquí ocho pasos clave.

redes sociales

1. Crea tu historia

Al igual que un currículum vitae fuerte, tu perfil en las redes sociales es una poderosa herramienta de marketing, cuando se escribe correctamente. Utiliza un lenguaje conciso y contundente para transmitir una imagen de quién eres como profesional sin tener que recurrir a largos bloques de contenido. Asegúrate de actualizar tu perfil regularmente.

Asegúrate de crear un titular relevante y profesional. Esta es la línea que aparece directamente debajo de tu nombre en tu perfil. Normalmente, la gente sólo muestra su título de trabajo. Eso está muy bien. Pero si quieres que los contactos potenciales te encuentren fácilmente a través de sus búsquedas en LinkedIn, querrás que los 120 caracteres que se te asignan sean palabras clave y frases relevantes.

Una cosa más acerca de LinkedIn: Siempre que hagas cambios en tu perfil, tus contactos reciben alertas, lo que es un truco rápido y sencillo para recordarles a los demás y animarles a que miren tu perfil.

2. Ten una foto profesional

No tienes que pagar mucho dinero por una foto de estudio profesional para ganar el factor “wow”, pero asegúrate de que la foto de tu perfil muestra tu mejor cara profesional. Después de todo, puede ser la primera impresión que un responsable de contratación (o cualquier persona en Internet) tenga de ti, una que puede ser difícil de cambiar. Piénsalo de esta manera: una foto tuya que parezca descuidada, haciendo una cara tonta o divirtiéndote podría considerarte un pobre candidato cultural para un empleador.

3. Añadir enlaces externos y subidas

¿Tienes un blog o una página web? ¿Hay algún artículo o ensayo que hayas escrito o contribuido a publicar en Internet? No te olvides de publicar estos enlaces en tus páginas de las redes sociales. La inclusión de enlaces externos permite que tus contactos aprendan aún más sobre ti y proporciona más formas de que se mantengan en contacto contigo.

LinkedIn también te permite subir medios como documentos, fotos, enlaces, videos o presentaciones, haciendo de esta forma que tu portafolio online sea realmente tuyo. Sea aquel usuario que agregue valor cuando pueda, y tus seguidores lo notarán.

4. Mantenlo relevante

Incluye información relevante para tus metas profesionales. Algunas personas que usan LinkedIn para encontrar trabajo cometen el error de crear un perfil amplio. No querrás dar la impresión de que eres un “genio de todos los oficios, maestro de nadie”. Los empleadores buscan cada vez más trabajadores con aptitudes a la carta. Utiliza tus medios sociales para enfatizar tu experiencia en áreas específicas.

5. Ser personal pero profesional

Evita compartir demasiada información personal en Internet. Dicho esto, no tienes que ser estrictamente de negocios con los medios sociales. En la sección de resumen, considera la posibilidad de incluir algo que le dé a los empleadores potenciales una idea de quién eres como persona. Por ejemplo, podrías mencionar que te ofreces como voluntario en un refugio de animales o que disfrutas corriendo maratones. Como siempre, usa la gramática y puntuación apropiada y evita los signos de exclamación y los emoticonos.

Tu perfil en las redes sociales debe incluir enlaces a otros sitios y redes que utilices profesionalmente, como tu sitio web o blog. Si usas Facebook sólo para mantenerte al día con amigos y familiares, no lo apuntes desde LinkedIn.

6. Obtén recomendaciones

No olvides esta valiosa función de LinkedIn. Las recomendaciones muestran a los empleadores potenciales cómo te ven los demás, añaden credibilidad a tu cartera y dan a las personas una visión externa para evaluarte. Puedes pedir recomendaciones a tus colegas, pasados y presentes, y apoyar a la gente que conoces, también.

7. Practica una buena etiqueta

Los empleadores con frecuencia investigan candidatos potenciales en Internet y a menudo son postergados por una mala etiqueta. Cuando comentes sobre los mensajes de otros, no olvides que estas interacciones son públicas. Nunca uses un lenguaje inapropiado y evita quejarte de antiguos empleadores, compañeros de trabajo y clientes (incluso anónimamente). Una vez más, un futuro empleador potencial puede estar leyéndolo.

8. No lo hagas todo sobre ti.

Recuerda que cualquier red social implica dar y recibir. Seguir a otros usuarios. Dedica tiempo para interactuar con tus contactos, ofrecer recomendaciones y avalar sus habilidades. Lo que circula, pasa en las plataformas sociales. En resumen, trata de ser lo más útil posible.

Con cada vez más empresas que descubren las redes sociales, tiene sentido que los responsables de contratación las usen para buscar antecedentes sobre posibles candidatos a puestos de trabajo. Esto hace aún más importante que administres activamente tu vida “social”.

Las empresas quieren contratar a personas reales; sin embargo, si quieres asegurarte de que no te rechacen por lo que hay ahí fuera, asegúrate de que tu perfil en los medios sociales describa el tipo de trabajador que una empresa querría. Demuestra tu lado profesional y tus conocimientos y experiencia.